domingo, 16 de octubre de 2011

Momentos

Su mente se queda en blanco, deja la lectura del libro que sostiene sobre las piernas, y contempla el mar, el horizonte y la isla soñada, a la que nunca puede llegar. Siente la brisa sobre su rostro y su cuerpo cálido. Puede saborear el gusto del aire y la sal. Paladea el momento, presiente que esto y sólo esto sea la felicidad.

Instantes que se escapan y que, de alguna manera, quisiera atrapar para que pervivan en su memoria y no pasen al olvido. Para poder recordarlos, cuando le sea preciso.

De la lista de relámpagos radiantes que se han deslizado, veloces, por su vida intuye que este merecería el primer lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada