domingo, 30 de octubre de 2011

Frida Kalho




¿Por qué me mira así? ¿Por qué a mí? Sus ojos oscuros y penetrantes, enmarcados por cejas espesas e increíbles me están atrapando en su casa, en Coyoacán y me paralizan. Nadie lo percibe pero me he ido enredando en la telaraña de sus encantos. Bien sujetos los hilos por sus animales y bien atados con sus abalorios indígenas: collares, pendientes, chales y ropajes. Sinfonía colorista que me deja hechizado. Magia imposible de conjurar. Imágenes que cobran vida. Vida que yo  quiero rescatar. Me da la mano y vuelo con ella al lejano país donde la  muerte no existirá jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada