lunes, 13 de agosto de 2012

OBSESIÓN




Cualquier día, cuando menos te lo esperes, ahí estaré yo, acechándote, aguardando el momento de la venganza de mis sueños rotos y de mi corazón de compañera entusiasta. Seré tu sombra para que no causes más daño, despacito y sin ruido. Acabaré con tu desprecio por mis cosas y no encontrarás la paz salvo con aquellos a los que hayas atrapado en tu red de mentiras engaños.  

4 comentarios:

  1. A mi me gusta esta faceta tuya. Te acompaño, si me lo permites, a reirme contigo: ¡Ja, ja, ja!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy tan negra y angustiada, espero que se me pase pronto!!

      Eliminar