miércoles, 28 de marzo de 2012

Reproches



                                                       Obra del fotógrafo francés Robert Doisneau (1912-1994)
Me aprieta el paquete que mi madre se empeña en ponerme todavía, tan pesada en su papel de madre protectora de su cría. Como si no pudiera controlar mis esfínteres. Es incomodísimo caminar con las piernas tan abiertas, y mi padre y su amigo que no paran de charlar, mientras yo cuento las líneas que se van cruzando bajo mis pies. Pero ellos encontrarán el tesoro antes. Al parque, ¡Ja! como si no los conociera yo. Se enzarzan en sus discusiones filosóficas y no me prestan atención ninguna. Es una pena que mi cabeza sea de niño superdotado y mis pensamientos no puedan ser emitidos por estas malditas cuerdas vocales, apenas sin desarrollar, casi de bebé. Solo me comunico con sonidos guturales, gritos y llantos, por cierto,  creo que ya les debo dar un toque: ¡Ggrgrgrgrgraaaa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada